¡Te damos la bienvenida a nuestra cloud agency!

Entropía: Error #1 al incrementar la inversión en las campañas de publicidad en Facebook y Google Ads que puede causar problemas

Aumento de presupuesto en publicidad en facebook y google

Cuando se crean campañas de publicidad en Facebook y Google Ads se tiende a pensar que si duplicamos el presupuesto los resultados se duplicarán de igual manera.

Gestionar campañas de publicidad en Facebook y Google Ads, e inclusive en otras plataformas, no es una tarea meramente asociada al presupuesto. Las personas tienden pensar que es solo cuestión de poner el dinero en la mesa y obtener resultados, aunque no se debe olvidar que para tener una visibilidad mucho mayor es fundamental invertir dinero en las campañas.

Llega un punto en el que se desea mejorar los resultados de toda campaña, y es más que claro, ¿quién no desea más clientes? De este modo, la primea idea que se nos viene a la mente es duplicar el presupuesto actual. A esa acción de buscar crecer o escalar las campañas únicamente con dinero se le conoce como escalado vertical.
En una ocasión, un crack de la publicidad digital utilizó un término llamado “entropía” para referirse a lo que puede suceder con el simple hecho de duplicar la inversión en una campaña existente. Al hacer esto no siempre se obtienen mejores resultados, se obtienen costos por clic más elevados, mayores impresiones, pero las conversiones siguen igual.

Realizando una búsqueda un poco más profunda sobre la palabra entropía encontré lo siguiente:
”La entropía es un concepto que deriva de la termodinámica según el cual, los sistemas tienden a derivar hacia un estado de caos y desorden. En el ámbito psicológico, este concepto describe la cantidad de incertidumbre y desorden que existe dentro de un sistema”.
Fuente: https://rinconpsicologia.com/entropia-en-psicologia/

Lo anterior, aplicado a las campañas de publicidad en Facebook y Google Ads, se puede resumir en que ciertos ajustes que hacemos a nuestras campañas pueden llevar al caos.

Nunca me había enfrentado a una situación así, pero en meses pasados un cliente me solicitó crearle una campaña de anuncios en Google Ads y configurarla de tal manera que dicha campaña pudiera correr sola. Luego del setup de la campaña y de realizar pruebas, ésta tenía un curso normal generando conversiones. Lo curioso sucedió posteriormente cuando el cliente me contacta y me dice que tras ingresar a su cuenta de Google Ads (aquí ya sospechaba que algo no iba bien) y duplicar la inversión diaria no veía mejoras, entonces me pidió que revisara su campaña.

Cuando ingresé a su cuenta de Google Ads lo primero que hice fue analizar el mes donde ya se veía reflejado el incremento de presupuesto vs el mes anterior donde todo iba bien. Lo primero que se me vino a la mente fue la palabra “entropía”.

Imagen de periodo antes.

 

Imagen del periodo donde el cliente aplicó sus cambios.

 

Como pueden ver, en ese resumen básico, hubo un incremento de clics, un gran aumento en las impresiones, el CTR se puede decir que se mantuvo, pero las conversiones no aumentaron. Para buscar la mejoría en las campañas de publicidad en Facebook y Google Ads deben utilizarse métodos diferentes que no lleven al caos.
Si únicamente se desea incrementar presupuesto, se debe hacer progresivamente entre un 10% o 20% porque escalar campañas de manera vertical puede llevar al caos que observamos en los gráficos anteriores. Existen otros métodos para escalar las campañas evitando generar la “entropía” que se refleja en el ejemplo dado.

Caída de Facebook, afecta la economía

La semana pasada, todos nos quedamos esperando que nuestro post, story o anuncio se publicara, pero con la caída de Facebook nos quedamos esperando.

 

En este caso, hablar de Facebook no solo se refiere a la red social, debemos hablar como compañía propietaria de plataformas como Whatsapp, Instagram, Messenger, Business Manager o Audience Network. Algunas compañías que tenían planeadas sus campañas para ese día, tuvieron que ver cómo estas no podían ver la luz, otros vimos como no podíamos optimizar las campañas actuales.

 

Con la caída de Facebook no solo se ve afectado el contenido orgánico, estrategias basadas en influenciadores posteando para sus seguidores, y contenido para algunas marcas que le apostaron a su cuenta, tampoco vieron la luz.

 

En esta época de redes sociales, algunas personas/marcas le quitan valor a una propiedad digital como es un sitio web. Pero vemos como esta caída de plataformas sociales nos enseña a no apostar a un solo canal, aprendimos que las redes sociales son propiedades compartidas, si bien las vestimos con nuestra imagen, las nombramos con nuestra marca, trabajamos por lograr unos seguidores, una interacción, y otros esfuerzos más, jugamos bajo las reglas de un tercero como Facebook y los servidores y seguidores vienen siendo al final del día, sus seguidores y sus servidores.

 

El sitio web de la marca, es el eje de su presencia digital, así no tengamos un E-commerce, este nos ayuda a fortalecer la percepción de la marca (sobre todo con esos usuarios en la etapa inicial del embudo), es un canal de información oficial acerca de nuestro producto o servicio. Allí podemos decidir qué decimos, como luce y en qué momento hacemos cambios.

 

 

 

 

 

A la hora de diseñar o rediseñar un sitio web te en cuenta que este debe ser:

Relevante: brindarles a las personas el contenido que buscan, el motivo por el cual llegaron a nuestro sitio web. Diseño, navegabilidad, textos legibles, evitar el abandono llamado (rebote), eso indica a los motores de búsqueda y plataformas sociales que nuestro sitio web no cumplió las expectativas.

 

Encontrable: para ser indexado correctamente con motores de búsqueda, los contenidos deben estar debidamente marcados, indicarle a un bot cuáles son tus títulos (H1), subtítulos (H2), cuerpos de texto (P), cuales palabras son importantes (Strong), textos alternativos en imágenes (ALT) y otros parámetros que le dan indicaciones al motor de búsqueda. No debemos olvidar conservar una redacción enfocada a seres humanos, ya que las personas son las que deciden si les gusta lo que ven y Google tiene como saberlo.

 

Móvil: el tráfico móvil es altísimo hoy día, no es un pronóstico, una tendencia, es una realidad, más del 60% del tráfico de un sitio web es a través de celulares. Por eso debemos pensarlo primero para celulares antes que para computadores de escritorio.

 

Social: fácil de compartir en redes sociales, que la imagen que se visualice cuando lo compartimos sea la adecuada, al igual que el título y la descripción.

 

Eficiente: el factor que aumenta mayor relevancia a nuestro sitio web, es la velocidad de carga. Sitios web lentos, disminuyen el interés en las personas, sobre todo si pensamos en lo apurados que vivimos hoy en día, la invasión de contenidos, las ofertas en la red y el multitasking, hace que tengamos menos tiempo para esperar que un sitio web cargue.

 

Medible: si le integramos herramientas de medición como Google Analytics, podremos conocer y entender quién es el público que visita e interactúa en nuestro sitio web, cuales son los contenidos más interesantes, los de menor valor, cuantos clientes potenciales nos llegan por cada canal digital y otra cantidad de métricas que nos llevan a descubrir nuevos caminos.

 

Espero les haya gustado este recorrido desde la caída de Facebook, hasta la relevancia del sitio web para una marca.